Mamoplastia

La Mamoplastia se hace con el fin de aumentar o disminuir el tamaño del busto en una o más tallas, para resaltar y mejorar el contorno corporal y para dar armonía y corregir las asimetrías de los senos.

La Mamoplastia de Aumento se basa en la colocación de un implante detrás del seno que mejora el volumen de la mama logrando excelentes resultados y gran satisfacción en las pacientes. Es una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en cirugía plástica. Después de la cirugía el paciente puede volver a sus labores habituales en pocos días, sin realizar esfuerzos físicos muy grandes básicamente con los brazos.

Mamoplastia de Reducción: Tener unos senos excesivamente voluminosos no es sólo un problema estético, sino también el origen de problemas cervicales y dorsales. Para reducir el tamaño de los senos hay que eliminar el exceso de contenido glandular y graso así como de piel. A la técnica de la reducción mamaria se suma la de la elevación, ya que en el 99% de los casos unos senos con demasiado volumen son unos senos caídos. Es un procedimiento ambulatorio que requiere de una valoración previa.